Tratamientos Pre y Post Parto

Tratamientos Pre Parto 

Nuestro protocolo Pre Parto se basa en una evaluación médica inicial para poder realizar una historia clínica completa, indicar las pautas pre parto y controlar la evolución de la paciente. El control nutricional es muy importante y se personalizará dependiendo de las semanas de gestación en el que se encuentre la paciente, cada semana es diferente y por ende el requerimiento nutricional también lo es. 

Como sabemos el embarazo produce cambios físicos y emocionales en las mujeres, por eso los tratamientos Pre Parto son de gran ayuda para disminuir las molestias propias de esta etapa: desde retención de líquido en miembros inferiores, dolor o molestias en la espalda, entre otras; por lo que en nuestro Medical Spa encontrarás la armonía perfecta entre cuerpo y espíritu para un buen estado emocional. Se podrán realizar diferentes tipos de masajes y drenajes linfáticos que aliviarán esto síntomas y, al mismo tiempo, servirán para dar una inyección de energía a las futuras mamás. 

Al disminuir los dolores y molestias propios de los cambios que se producen, las mamás podrán transmitir una sensación de bienestar y relajación al bebé que está en su vientre, ayudando a mantener un buen embarazo. 

Se recomienda iniciar este tratamiento pre parto después de los tres primeros meses de gestación para prevenir cualquier riesgo y realizarlo aproximadamente hasta los ocho meses. En toda esta etapa, es de suma importancia la aplicación de hidratantes profundos y la ingesta de agua, para mantener la elasticidad de la piel en piernas, abdomen y glúteos. Las principales recomendaciones son:

1. Comer y beber sano durante el embarazo

La dieta ha de ser variada y equilibrada. Lo importante es tomar alimentos ricos en nutrientes y vitaminas como ácido fólico, hierro, calcio y yodo, pero no en grasas. La dieta ha de ser variada a base de verduras, frutas, cereales, lácteos y legumbres, sin olvidar el aporte diario de proteínas de carne y pescado.

2. Tomar los suplementos vitamínicos recomendados

Para complementar una dieta sana el médico nos recomendará determinados complementos vitamínicos que incluyan ácido fólico, junto a otros suplementos vitamínicos y de minerales también beneficiosos para el embarazo, como hierro, yodo, calcio.

3. Realizar ejercicio durante el embarazo

La realización de un ejercicio moderado y constante conseguiremos que mejore nuestra condición cardiovascular y muscular y favoreceremos la corrección postural. Todo ello proporcionará a la embarazada una mejor condición física general y le permitirá enfrentarse al trabajo del embarazo y parto con menos riesgos. 

4. Acudir a las visitas médicas

Visitar periódicamente al ginecólogo para hacernos las pruebas correspondientes y obtener una asistencia prenatal adecuada. Así haremos un seguimiento tanto de la salud del bebé como de la nuestra, teniendo la posibilidad de consultar al especialista todas nuestras dudas y temores, así como hablarle de nuestro plan de parto. Las pruebas prenatales nos aportarán tranquilidad, nos ayudarán a “acercarnos” al bebé y con las ecografías tendremos sus primeras imágenes para el recuerdo. 

5. Usar una ropa adecuada

Debemos llevar ropa cómoda (incluidos los zapatos), adecuada al aumento de peso y volumen que experimentamos. Ello ayudará a que la sangre circule mejor, a que nuestros movimientos sean correctos y no forzados y a que la piel se mantenga sana. 

6. Mimar nuestra mente durante el embarazo

Si dedicamos tiempo a cuidar nuestro cuerpo, también hemos de guardar tiempo para nuestra relajación y el cuidado de nuestra mente. No sólo el cuerpo está más vulnerable durante el embarazo. Buscar nuestra tranquilidad y hacer ejercicios de relajación en casa nos ayudarán a sentirnos mejor. No hemos de aparcar las actividades que nos gustan como ir al cine, leer, salir al campo, manualidades, etc. 

7. Cuidar nuestra piel

Durante el embarazo es fundamental aplicarnos cremas solares protectoras para evitar las manchas en la piel y las quemaduras. Debido a la acción de las hormonas, la piel de la embarazada sufre alteraciones como la hiperpigmentación. También son importantes las cremas antiestrías, que previenen la aparición de esas cicatrices con el estiramiento de nuestra piel, con especial atención durante los meses finales, cuando la piel se estira a ritmo muy rápido. 

8. Un buen descanso durante el embarazo

Dormir y descansar lo que nos pida el cuerpo es muy importante. El cansancio y el sueño pueden acompañarnos desde el primer momento como uno de los primeros síntomas de embarazo, y con suerte irán desapareciendo. 

9. Las clases de preparación al parto

Asistir a las clases de preparación al parto puede resultar muy beneficioso tanto para nuestra salud física como mental. Relacionarse con otras embarazadas y compartir experiencias abre nuestra mente al descubrir que no somos las únicas que tenemos dudas o temores. 

10. Comunicarnos con el bebé

Hablarle al bebé, comunicarnos con él, ponerle música, hará que lo sintamos más cerca, preparándonos para el momento en el que realmente llegue a nuestros brazos.

Tratamientos personalizados

Depende del tratamiento a realizar

Bienestar y relajación desde la primera sesión

Ninguna

Tratamientos Post Parto 

Los tratamientos Post Parto constan de un asesoramiento médico mediante el cual se evaluará las características físicas y personales de cada paciente, para poder indicar los tratamientos más efectivos en la recuperación de su figura. Los tratamientos serán de carácter sencillo y no invasivos, garantizando el resultado de una manera rápida y segura. 

Entre los diferentes tratamientos que se pueden realizar, tenemos:

  • Los masajes manuales de drenaje linfático para tratar la retención de liquido producida durante la gestación. Reducen visiblemente la sensación de pesadez, picazón y cansancio en las piernas ya que moviliza el liquido para su eliminación.
  • Terapias para reducir grasa localizada cuando ha concluido la lactancia materna.
  • Tratamientos de ultrasonido y radiofrecuencia, que mejorarán la producción de colágeno para que la piel se retraiga y recobre su firmeza.
  • Combinar ejercicios con alimentación sana, baja en la ingesta de carbohidratos, y que ayuden a la producción de colágeno como las verduras, frutas, carnes blancas (pollo, pavo, etc.) y pescado. 

Los tratamientos post parto son tratamientos integrales personalizados, que incluyen un plan nutricional, tratamientos con aparatología médica y continuo control médico. 

Debemos de tener en cuenta que el uso de aparatología está condicionada por el tipo de parto que tuvo la paciente, si fue un parto normal se puede comenzar al primer mes, y si fue cesárea es necesario hacerlo después de dos meses previa alta médica. Mientras la madre esté en el periodo de lactancia, no puede realizar tratamientos reductivos intensivos. 

Después del embarazo y el parto, el cuerpo de una mujer se encuentra diferente. Desde Clínica CIME te asesoraremos sobre los tratamientos más efectivos. 

Recuperar la figura, tersura, firmeza y textura de la piel después de este largo proceso es difícil, por ese motivo se recomienda ponerse en manos de un buen equipo médico.

Tratamientos Pre y Post Parto en Barcelona y Badalona

Teléfono:

937 063 850

Whatsapp:

Te llamamos:

Contactar vía web:

Ven a tu Clínica CIME más cercana. Primera visita gratuita y sin compromisos

Este Sitio Web utiliza cookies de terceros con la finalidad de realizar tareas de análisis. El acceso y uso del Sitio Web implica su aceptación. Para cambiar tus preferencias o ampliar la información, puede acceder a nuestra Política de Cookies