Balón intragástrico

Cuando queremos perder cantidades más elevadas de peso, la dieta puede no ser suficiente.

El balón intragástrico es un procedimiento quirúrgico sencillo que nos ayuda a aumentar la sensación de saciedad por lo que nos ayuda a alcanzar un peso saludable.

Reducción de peso

Tratamiento para reducir a partir de 12 kg de peso.

Duración de la intervención

De 30 a 45 minutos.

Resultado

Antes de insertar el balón el paciente debe seguir una dieta equilibrada mediante supervisión médica con la que conseguirá ya una reducción de peso. Después de la intervención, los resultados serán más rápidos.

¿Estás pensando en hacerte un tratamiento de Balón Intragástrico? Déjanos tus datos y te llamaremos sin compromisos:

Fields marked with an * are required

Clínica CIME le informa que sus datos personales, incluso los de salud, serán introducidos en un fichero declarado ante la Agencia Española de Protección de Datos, a fin de proporcionarle la información requerida.

En cualquier momento, de conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a CLÍNICA INTERNACIONAL DE MEDICINA ESTÉTICA SLP, Av. Martí Pujol 230, 08911 Badalona o bien enviando un correo electrónico a la dirección email: info@clinica-cime.com

El Balón Intragástrico

En algunos casos, las dietas no son suficiente para poder reducir el peso que necesitamos perder y sistemas como el balón intragástrico nos pueden ayudar a hacerlo.

El balón intragástrico es un globo de silicona que se introduce en el estómago. Este balón se introduce vacío por la boca vía endoscópica y una vez ya colocado en el estómago se llena. Una vez introducido, el balón ocupará un espacio en el estómago que creará una sensación de saciedad y  así conseguiremos reeducar nuestros hábitos alimenticios y perder peso.

¿Cuándo es recomendable?

El Balón intragástrico es un procedimiento dirigido a personas que quieran perder pesos mayores a los 12 kg, es decir, que tienen una obesidad moderada. Es un procedimiento muy recomendado para mejorar la salud y evitar posibles enfermedades relacionadas con el sobrepeso y la obesidad.

Los pacientes de balón intragástrico deben ser constantes en su dieta y en sus nuevos hábitos alimentarios después de la intervención, para asegurar así un resultado a largo plazo y mantener la reducción de peso conseguida.