Radiofrecuencia facial

Firmeza en tu rostro, cuello y escote con el efecto flash de la radiofrecuencia facial.

Este tratamiento consiste en aplicar ondas electromagnéticas que contraen la piel consiguiendo un resultado tensor y eliminando las inflamaciones causadas por el acné.

Además, después de la sesión realizaremos un masaje reafirmante con extractos naturales para nutrir la piel y aumentar el efecto tensor.

Firmeza

Efecto tensor que estimula la producción de colágeno y elastina.

Duración de la sesión

Tratamiento entre 6 y 8 sesiones, con una duración de 40 minutos cada una de ellas.

Resultado

El resultado es visible desde la primera sesión.

Molestias

Tratamiento relajante, calor agradable en la zona.

Plasma-Rico-en-Plaquetas 2

¿Estás pensando en hacerte un tratamiento de Radiofrecuencia facial? Déjanos tus datos y te llamaremos sin compromisos:

Fields marked with an * are required

Clínica CIME le informa que sus datos personales, incluso los de salud, serán introducidos en un fichero declarado ante la Agencia Española de Protección de Datos, a fin de proporcionarle la información requerida.

En cualquier momento, de conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a CLÍNICA INTERNACIONAL DE MEDICINA ESTÉTICA SLP, Av. Martí Pujol 230, 08911 Badalona o bien enviando un correo electrónico a la dirección email: info@clinica-cime.com

Radiofrecuencia facial

La radiofrecuencia facial es una técnica de aplicación de calor a través de ondas. Con el calor se estimula la producción de nuevo colágeno, elastina y ácido hialurónico, aumentado así la densidad de las capas profundas de la dermis. El resultado es una piel más tersa y con menos arrugas.

En clínica cime trabajamos con dos tipos de tecnología de radiofrecuencia:

  • Monopolar: Actúa generando calor sobre la capa más profunda de la piel. Este tipo de radiofrecuencia está indicada para trabajar tejidos adiposos.
  • Multipolar: Su energía se concentra sobre la capa más externa de la piel y está especialmente indicada para tratamientos para mejorar la flacidez.

¿Cómo es el tratamiento?

Realizamos un masaje suave y drenante con el emisor de radiofrecuencia por la zona que queremos tratar. Al aplicar calor, se estimula la creación de colágeno y elastina que darán luz y mejorarán la tensión de la piel.

Es un tratamiento relajante con el que lograremos desconectar unos minutos mientras nuestra piel se reafirma. Y para finalizar aplicaremos un aceite reafirmante específico para cada tipo de piel para potenciar el efecto de la radiofrecuencia.

Zonas a tratar

La radiofrecuencia está indicada en pacientes con una pérdida de la firmeza facial o flacidez en los tejidos de un grado leve o moderado, con arrugas y/o surcos en la piel de poca profundidad. Este tratamiento puede hacerse en cualquier color de piel y se demanda normalmente entre los 35 y los 50 años.