Plasma Rico en Plaquetas (PRP)

Potencia la luminosidad de tu rostro y aumenta la tersura de la piel de la forma más natural.

Este tratamiento rejuvenecedor de mesoterapia con factores de crecimiento (PRP) consiste en inyectar el plasma rico en plaquetas (factores de crecimiento) de la propia sangre del paciente directamente sobre la piel. El plasma estimula la propia regeneración de las células de la piel y aumenta la producción natural de colágeno y elastina. El rostro recupera la vitalidad y la luminosidad de una piel joven.

Rejuvenecimiento

Activación de la elasticidad y la vitalidad del rostro.

Duración de la sesión

Son necesarias 3 sesiones, de 1 hora de duración cada una de ellas.

Resultado

El resultado es visible a partir de los 15 – 20 días después del tratamiento y el efecto dura aproximadamente de 3 a 6 meses.

Molestias

Leves pinchazos para la aplicación del PRP.

Sobre nuestro tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas

Belleza con ADN

Con el tratamiento de plasma rico en plaquetas, tú estás creando tu propia belleza.

Para este tratamiento el doctor realizará primero una extracción sanguínea a la paciente. Esta sangre extraída es centrifugada para poder separar los diferentes elementos de la sangre y obtener el plasma rico en plaquetas.

¿Cómo es el tratamiento?

Este plasma se activa al mezclarlo con vitaminas para activar las plaquetas y se vuelven a inyectar en las zonas faciales a tratar mediante pequeñas inyecciones. Al estar en contacto con estas nuevas plaquetas, la piel crea más colágeno y elastina, provocando una regeneración celular en el rostro consiguiendo una recuperación de la firmeza natural de la piel.

El tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas (PRP) tiene muchas propiedades beneficiosas para la piel: regenera el fotoenvejecimiento facial, detiene la flacidez, la pérdida de calidad dérmica, mejora arrugas finas y la alopecia.

Zonas a tratar

El tratamiento de plasma rico en plaquetas está recomendado para mejorar la regeneración y el aspecto y la salud de cuello, cara, escote, manos y cuero cabelludo. Su aplicación más común es en el rostro, en la zona de mejillas y contorno de ojos, ya que su poder de regeneración mejora el efecto de envejecimiento facial prematuro.

Consejos posteriores al tratamiento

El plasma rico en plaquetas se puede combinar con el tratamiento de Mesoterapia facial una vez pasados aproximadamente unos 15 días desde la aplicación del plasma rico en plaquetas.

Es importante la limpieza diaria de la piel y la posterior hidratación cosmética, ya que es la base para mantener una piel cuidada e hidratada.

Este tratamiento se puede complementar con la Crema SUMAQ: