Peeling Químico

Mejora la apariencia y textura de tu piel con un peeling médico. Al aplicar el peeling químico, las células muertas y dañadas de la piel se desprenden, obligándola a regenerarse y reponer las capas superficiales de piel que hemos eliminado, de esta forma la piel se mantiene sana, tersa, luminosa y libre de impurezas.

Tu rostro estará más suave y verás cómo se reducen manchas, cicatrices y arrugas a la vez que se controla la producción de grasa.

Rejuvenecimiento

Renovación de la dermis, suavidad y reducción de manchas y arrugas.

Duración de la sesión

De 20 a 30 minutos. Recomendado entre 8 y 10 sesiones.

Resultado

El resultado dura aproximadamente 6 meses.

Molestias

Picor en el momento de la aplicación. Posteriormente la paciente presenta una rojez que desaparece.

Sobre nuestro tratamiento de Peeling Químico

El Peeling Químico

El peeling químico elimina las capas más superficiales de la piel, eliminando las células muertas e impurezas, y estimula la renovación de la piel. Con este proceso se contribuye a alisar las arrugas finas, a mejorar la coloración de la piel, a atenuar las cicatrices de acné y el daño que inducen los rayos ultravioletas y los factores ambientales en la piel, proporcionando una piel limpia, radiante, tersa, más firme, libre de impurezas y de aspecto más joven. Gracias al peeling químico podemos controlar la producción de grasa facial, consiguiendo una piel más uniforme.

Existen dos tipos de peeling médico: el Ácido Glicólico, adecuado para todo tipo de piel, y el Ácido Salicílico, especialmente recomendado para las personas con granitos de acné.

Renueva tu rostro

Aplicando un peeling químico, las células de la piel se renuevan y conseguimos grandes beneficios para el aspecto de nuestro rostro:

  • Piel: aclara el tono de la piel y la mantiene sana, tersa y libre de impurezas. Regula la producción de grasa.
  • Poros: ayuda a cerrar los poros y dar un aspecto más uniforme a la piel.
  • Manchas y rosácea: ayuda a la reducción del tono de las manchas producidas por el sol o la rojez de la rosácea.
  • Arrugas: reduce el aspecto de las arrugas finas y superficiales.
  • Cicatrices: atenúa el aspecto de las cicatrices producidas por el acné o la varicela.

Este tratamiento se puede complementar con la Crema SUMAQ: