Eliminación de Tatuajes con Láser

El nombre de Q-Switched surge tras la unión de los vocablos ingleses “quality”, de ahí la Q, y switched. Este último se refiere al factor de intercambio o selectividad de la estructura resonante óptica del láser. Este tipo de láser funciona por el principio de la Fototermolisis Selectiva de Anderson y Parrish, que explica porqué los láseres eliminan diferentes tipos de pigmentos. La lesión térmica que se produce se limita a un objetivo o diana, reduciendo el efecto sobre estructuras vecinas (sin dañarlas).

Al realizar un tatuaje se introducen partículas de pigmento de tinta bajo la piel. Para poder quitar tatuajes, nuestra tecnología láser Q-switch genera pulsos de energía con una longitud de onda específica, que sólo actúa sobre las partículas de pigmento de tinta. Éstas absorben la energía y estallan, fragmentándose en otras de un tamaño mucho más pequeño, conservando la piel intacta. Se trata de un procedimiento seguro para la piel, sencillo y eficaz.

Objetivo del tratamiento

Eliminar cualquier tipo de tatuaje y micropigmentacion no deseada y eliminar manchas marrones, manchas café con leche, Nevus, léntigos solares, léntigos simples, sin producir cicatriz, de manera sencilla, eficaz y con personal sanitario y supervisión médica.

Duración de la sesión

De 30 a 45 minutos (dependiendo del tamaño del tatuaje)

¿Cuándo se verán resultados?

Los resultados son visibles desde la primera sesión y se aprecian de manera progresiva a medida que se avanza el tratamiento.

¿Qué molestias tiene el tratamiento?

Puede haber un ligera molestia, sensación de ardor e inflamación debido a la aplicación del láser.

Eliminacion de tatuajes por laser

¿Estás pensando en hacerte un tratamiento de eliminación de tatuaje en Badalona o Barcelona? Déjanos tus datos y te llamaremos sin compromisos:

Fields marked with an * are required

Clínica CIME le informa que sus datos personales, incluso los de salud, serán introducidos en un fichero declarado ante la Agencia Española de Protección de Datos, a fin de proporcionarle la información requerida.

En cualquier momento, de conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a CLÍNICA INTERNACIONAL DE MEDICINA ESTÉTICA SLP, Av. Martí Pujol 230, 08911 Badalona o bien enviando un correo electrónico a la dirección email: info@clinica-cime.com

¿Cómo es el tratamiento?

El láser Q-switch genera pulsos de energía con una longitud de onda específica, que sólo actúa sobre las partículas de pigmento de tinta. Éstas absorben la energía y estallan, fragmentándose en otras de un tamaño mucho más pequeño, conservando la piel intacta.

En el plazo de 4 a 5 semanas, las células limpiadoras actúan eliminando estas pequeñas partículas de pigmento a través del sistema linfático, y por tanto, eliminando el tatuaje.

 

En la mayoría de los casos, para eliminar un tatuaje son necesarias entre 6 a 12 sesiones, dependiendo de varios factores como la antigüedad, profundidad del dibujo, cantidad y tipo de tintas utilizadas, color de piel y localización corporal, entre otros.

El láser Q-Switched entrega energía en un breve periodo de tiempo, nanosegundos y picosegundos, y se aplican con diferentes longitudes de onda para poder actuar sobre la epidermis y dermis provocando en estos lugares un Efecto Fotoacústico, con un choque de onda mecánico sobre los tejidos junto con un Efecto Fotomecánico selectivo.

Metodología del tratamiento de eliminación de tatuajes

Primero seleccionar al paciente, hay una tendencia actual creciente de tatuajes decorativos en personas jóvenes, los cuales se arrepienten por diferentes motivos de haberse tatuado. La mayoría de tatuajes profesionales son de difícil tratamiento porque están compuestos de gran variedad de colores y en distintas profundidades de la piel. Se deben establecer unas expectativas realistas para conseguir un resultado satisfactorio en el paciente. Para eso se le debe preguntar al paciente ¿qué resultados espera del curso del tratamiento?. Los resultados pueden conseguirse desde las 5 primeras sesiones, pero pueden ser necesarias realizar hasta más de 20, claro está dependiendo de múltiples factores tales como:

  1. El color: los colores oscuros y negros responden mejor. Utilizamos el láser Q- Switched Nd-YAG de 1064 nm. para tratar estos colores. Así como lesiones pigmentadas dérmicas, nevus de Ota, Ito, manchas café con leche (posible tratamiento con Erbium-YAG, laser CO2). Pero para tratar estas últimas hay que establecer un diagnóstico correcto con una biopsia por el riesgo significativo de alteraciones en la pigmentación y cicatrización. En estas lesiones harán falta un mayor o menor número de sesiones (lentigos menor que nevus). Deberemos tener en cuenta también que los lentigos pueden recidivar debido a la exposición crónica a los rayos solares. Con los colores rojos, naranja y lila, así como para las lesiones pigmentadas superficiales utilizamos el Q-switched Nd-YAG de 532 el cual se absorbe más fácilmente por la melanina. Se debería extremar la precaución en el caso de personas con el fototipo elevado por el riesgo a las hipopigmentaciones.
  2. La profundidad: Podrá estar situado en epidermis, dermis superficial o profunda (a mayor profundidad más sesiones y más dificultad para su eliminación).
  3. La cantidad de pigmento (más pigmento más sesiones): Hay distintos tipos de colorantes usados en la elaboración del tatuaje: A base de carbón (tinta, caucho, carbón). A base de compuestos de metal (óxidos y sales). Tintes naturales (curcumina). Las partículas de color están compuestas de pigmentos orgánicos y sintéticos y son de diferentes tamaños. Algunos ejemplos: Color carne (óxido de hierro), marrón (ocre), blanco (dióxido de titanio, óxido de zinc, curcumina), negro (tinta india o china, carbono, oxido de hierro, ceniza, magnetita, grafito), rojo (sulfito de mercurio, colorantes azoicos, seleniuro de cadmio), azul (aluminato de cobalto, ferrocianuro férrico, talocianina).
  4. El tipo de tatuaje, anteriormente descrito.
  5. La capacidad de la persona para fagocitar el pigmento del tatuaje. Es un factor importante que no se tiene muy en cuenta (si el sistema inmune falla no se elimina tan bien). Se han observado estudios en diferentes ganglios linfáticos y su depuración.
  6. La localización del tatuaje, de menor a mayor dificultad de eliminar el tatuaje tenemos: cabeza y cuello, tronco alto, tronco bajo, extremidad proximal, extremidad distal.
  7. La antigüedad del tatuaje. Se consigue mejor resultado tratando un tatuaje antiguo ya que la densidad de la tinta tiende a disminuir con el tiempo por el sistema inmune del paciente.

En las primeras sesiones, el pigmento puede aclararse bastante y después disminuir o tardar más en perder el color y puede ser debido por la capacidad de la persona a movilizar los macrófagos. El pigmento se elimina por fragmentación de sus partículas “efecto fotoacústico” con un choque de onda mecánico sobre el tejido. Y una alteración química del pigmento que lo hace incoloro. Estas partículas de la tinta son liberadas al espacio extracelular y se elimina vía linfática. Puede ser eliminado este pigmento también transepidermicamente después del tratamiento por ocasionar perdida de continuidad en la piel.

Eliminación de tatuaje Barcelona

Elimina tatuajes de tu piel de forma segura mediante el láser Q-Switched.

Resultados a esperar

Los resultados son visibles desde la primera sesión y se aprecian de manera progresiva a medida que se avanza el tratamiento.

Zonas a tratar

Se puede tratar cualquier zona del cuerpo a excepto las zonas de ojos y parpados.