Cirugía de verrugas, lunares, pecas y lesiones cutáneas

La piel se ve afectada por una gran variedad de alteraciones que afean su aspecto. Las lesiones cutáneas como las verrugas, las pecas grandes, los fibromas, la queratosis o los quistes modifican la superficie de la piel y cambian su textura y su color.

Con la cirugía dermatológica eliminamos la alteración cutánea para devolverle a la piel su aspecto natural.

Alteraciones cutaneas

Eliminación de alteraciones y mejora de la superficie de la piel.

Duración de la cirugía

Entre 20 y 30 minutos.

Resultado

El resultado es inmediato. Se requiere tener un cuidado especial de la zona tratada después de la cirugía.

Recuperación

Durante 48 horas no se debe realizar deporte ni inmersiones en agua. 7 días después de la intervención se quitan los puntos.

Clínica CIME - Cirugía de Lunares en Badalona y Barcelona - compressor

¿Estás pensando en hacerte un tratamiento de Cirugía de Verrugas y Lunares? Déjanos tus datos y te llamaremos sin compromisos:

Fields marked with an * are required

Clínica CIME le informa que sus datos personales, incluso los de salud, serán introducidos en un fichero declarado ante la Agencia Española de Protección de Datos, a fin de proporcionarle la información requerida.

En cualquier momento, de conformidad con lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición dirigiéndose por escrito a CLÍNICA INTERNACIONAL DE MEDICINA ESTÉTICA SLP, Av. Martí Pujol 230, 08911 Badalona o bien enviando un correo electrónico a la dirección email: info@clinica-cime.com

Eliminación de lesiones cutáneas

Existen dos tipos de lesiones cutáneas: las benignas, como pecas, fibromas, queratosis o los quistes de grasa; y otras que pueden ser malignas, como los carcinomas.

En ambos casos, la cirugía consiste en realizar una incisión alrededor de la lesión para extraerla, después se cierra la piel sana para conseguir una leve cicatriz limpia y libre de lesiones.

Carcinomas

En el caso concreto de los carcinomas que den signos de malignidad, antes del tratamiento se hará un estudio biológico para determinar el estado de salud de la zona y adaptar la cirugía a cada caso.